«Westworld» de HBO o ¿por qué tratamos a los robots como personas?

949

«Westworld» es la serie de HBO en espera de la temporada 2 para la primavera de 2018. Basada en la película de 1973 del mismo nombre y con grandes actuaciones como las de Anthony Hopkins, «Westworld» es una de las series más inteligentes sobre distopía y Sci-Fi del momento. Llena de giros argumentales, preguntas por existencia además de excelentes efectos especiales, esta serie se cuestiona por algo fundamental: ¿Qué es lo humano?:

«Westworld»: el argumento

En «Westworld» los robots son producidos como entretenimiento para un parque de diversiones. Para ello el robot o host cumple con una programación o una narrativa – un relato que poner en escena para distracción y placer de un guest o huésped.

Esta suerte de androide o inteligencia artificial cuenta con un trasfondo psicológico para crear una personalidad y una memoria que les ayude a comportarse como humanos. Maeve, Teddy y Dolores están hechos para que un huésped pueda usarlos a su antojo, hasta el punto de matarlos -o más bien- destruirlos si así le place. Sólo los huéspedes deciden qué historias quieren vivir dentro de «Westworld», ¿o no es así?

westworld
HBO

«Westworld»: almas de metal

¿Por qué tratamos a los robots como personas? Aquí algunas consideraciones.

1.- Los robots tiene aspecto de persona

Los anfitriones tiene apariencia de personas reales, con historias, sentimientos, aspiraciones y dolores humanos. Además los robots están hechos mayormente de carne y sangre, por lo tanto se sienten como humanos y mueren (una y otra vez) como humanos. La misma trama plantea que su apariencia humana es un ahorro de costos; su humanidad es una cuestión rentable.

via GIPHY

2.- Las personas creamos vínculos humanos con ellos

Es el caso del huésped Billy con la anfitrión Dolores. La empatía, la amistad, el amor y hasta el odio son formas propias de los humanos para relacionarnos con los demás. Es más factible crear una participación afectiva con un robot que tiene un disfraz de persona que con una máquina gris, fría, llena de cables y tornillos.

Esto es parecido a lo que pasa con Janet de la serie «The Good Place«; una inteligencia artificial cuyo objetivo es poseer todo el conocimiento existente para ayudar a los habitantes del más allá. “No soy una persona” y “tienes que matarme” son frases constantemente repetidas por la IA sin ningún reparo, mientras que a los personajes les provoca una gran conmoción pues: si se ve como persona, la tratas como persona.

westworld
HBO

3.- Los robots siguen una programación … creada por humanos

Sentimientos, decisión, libre albedrío, libertad. Todo es parte de la programación de un código de proceder, o en términos humanos: conducta. Un código humano hecho por humanos. En la programación cada resultado, efecto o consecuencia está ya calculado de antemano.

El supuesto desarrollo del libre albedrío de los robots sobre el cual gira la trama de «Westword» no es más que la supuesta libertad de llevar a cabo –o no- el código o narrativa por el que fueron programados en primer lugar. Resistir, desobedecer, escapar, eso lejos de ser libertad es y sigue siendo código ¿Qué tan lejos quieres llegar? Hasta donde el código de programación lo permita. Por cierto que la idea de “ir más allá del código, es una idea … ¡sí!, humana también.

via GIPHY

¿Por qué el intento de ser y aparecer como los seres humanos? Si la programación es hecho por humanos, no habría entonces otro arquetipo de vida ideal para imitar que no sea “lo humano”. (Como si algo así existiera).

Este prototipo de vida no es más que el reflejo de un absoluto narcisismo homo sapiens: Somos tan superiores que cualquier otro modo de conciencia busca un cuerpo humano, una apariencia humana, una libertad humana; en conclusión: una vida humana. En lugar de otro modo totalmente diferente se ser. Un modo único de “ser robot” ¡Suena más lógica, ¿no?!

4.- El problema de la conciencia

El amor, alegría, miedo, rechazo, dolor, culpa, vergüenza, ansiedad; la pregunta por la existencia y la conciencia son una falla del sistema. Un error en la actualización, en la eliminación de recuerdos, en la programación, en la narrativa.

Para «Westworld» la conciencia es un laberinto. Un proceso y una práctica que inicia con el uso de la memoria para dar paso a la improvisación pues “de la repetición viene la variación”; de la prueba y error o como diría Bernard: «al hablar con ellos mismos, al improvisar se están haciendo más humanos».

westworld laberinto
HBO – ¿Te fijas como la personita del laberinto apunta a la cabeza?

Suponiendo sin conceder que el robot pueda tener conciencia; es decir que pueda estar al tanto de su existencia y además preguntarse por ella y sentir conmoción por la propia pregunta, esto significaría entonces que la memoria es simplemente como una data base. ¿En serio la memoria humana puede ser comparada con una lógica de archivo? En este caso su memoria consiste es un error de supresión de una story line o narrativa pasada, nada más.

Según Ford, la idea de conciencia no es más que un invento humano que justificaría la percepción del mundo exterior, la observación de las cosas  y el acceso a sensaciones y sentimientos (los propios y los de los demás) como sobresalientes o privilegiados en comparación con otros vivientes que no poseen un entendimiento tan elevado como el nuestro. (Sarcasmo)

La conciencia entonces no sería más que un mecanismo de la razón que inventa un “yo”. El cual por supuesto, se encuentra en la cabeza, o sea en la mente. El cuerpo queda absolutamente excluido de la construcción de conciencia y por tanto, de la propia idea de humanidad.