¿Qué pensaría Nietzsche sobre Altered Carbon (Netflix)? El desprecio del cuerpo

Netflix
2.386

¡OJO! Este artículo tiene spoilers de Altered Carbon … y de Nietzsche también. 

Altered Carbon es el nuevo hit de Netflix que conjuga acción, ciencia ficción y un Sherlock Holmes. La premisa de esta serie es muy interesante: en el futuro es posible descargar la conciencia en una “pila cortical”, una suerte de digitalización humana de recuerdos, memorias, sentimientos e implantarla en cualquier cuerpo: hombre, mujer, niño o animal … no importa.

El cuerpo será sólo una mercancía más; una propiedad que se puede rentar, intercambiar, comprar, vender y fabricar sin ninguna limitación – para aquellos que tienen dinero y poder, claro. Y a todo esto ¿Qué demonios tiene que ver Nietzsche con Netflix?

Black Mirror, Westworld, Iron Man, Electric Dreams y ahora Altered Carbon .. todas estas historias suponen que se puede prescindir perfectamente del cuerpo pues lo que importa es sólo la conciencia. Si tú también piensas así, entonces Nietzsche tiene algo que decirte.

 

La historia del cuerpo o ¿Con quién se está peleando Nietzsche?

La historia del pensamiento no ha tratado muy bien al cuerpo. Platón por ejemplo planteaba un antagonismo entre cuerpo y alma. El cuerpo se consideraba la cárcel del alma -pues pobrecita alma que no podía conocer las cosas en tanto tal por culpa de los deseos y pasiones del cuerpo.

Otro como éste era Descartes. En el asunto del conocimiento, el cuerpo no era ni el lugar ni el procedimiento para encontrarlo. Todo lo que tenía que hacer la conciencia para conocer era recurrir sólo a la conciencia misma: “desconfía de tus sentidos” decía. Ante estos discursos ¿Cómo no subestimar al cuerpo?

A pesar de su devaluación como instancia de reflexión, como guía del pensamiento y como recurso epistémico, el cuerpo siempre ha estado presente, para bien y, sobre todo para mal. ¿Quién intentará corregir el “error de la historia” para reivindicar en su justa dimensión al cuerpo? Nietzsche ¡Sálvanos, por favor! (por aquello del Super Hombre)

Nietzsche y el desprecio del cuerpo

El problema del cuerpo frente a la conciencia o alma siempre ha sido ese: pensarlo como si se tratara de una división. Justamente la crítica de Nietzsche a los “despreciadores de cuerpo” se basa en atacar esa supuesta dicotomía, explicar porque no hay jerarquía ni oposición uno sobre otro y ante todo, demostrar que alma y cuerpo no son diferentes. ¿Cómo?

El cuerpo es una gran razón … La pequeña razón es lo que llamas espíritu, hermano mío, es un instrumento de tu cuerpo … un pequeño juguete de tu gran razón. (Así habló Zaratustra. 64)

Friedrich Nietzsche

Alma-conciencia-espíritu no son entidades externas o diferentes de lo corpóreo, sino parte del mismo cuerpo: formas de manifestación de la corporalidad. Esos pequeños instrumentos no pueden desligarse de sus cuerpos. Si no son diferentes entonces cuerpo y conciencia no se pueden separar. ¡Lo siento Reileen, te arruinamos el negocio!

altered carbon
Netflix

Ahora, si no son diferentes entonces tampoco son contrarios. Pero el privilegio que el pensamiento occidental le dio al alma (o conciencia) hacía que esta “pequeña razón” se comportara como el gobernante –o más bien tirano- cuya herramienta para cumplir su voluntad y sus deseos era el cuerpo. Aun cuando la conciencia –como dice Nietzsche- es el instrumento del cuerpo, y no al revés.

Creemos que fue por una conclusión prematura que la conciencia humana fue considerada durante tanto tiempo como el grado superior de la evolución orgánica y como la más extraordinaria de las cosas terrestres, incluso como su culminación suprema y su fin. Pero más extraordinario es el cuerpo. (Poder, libro II, SS 261)

Friedrich Nietzsche

Para Nietzsche cuerpo y espíritu ya no se pueden entender como un dualismo irreconciliable. Ya no se sostiene pensarlas como instancias separadas y opuestas. Este filósofo demuestra que siempre fueron parte del mismo conjunto -aunque tensional- de un todo corporal.

El cuerpo no es esa funda, instrumento u ornamento pasivo de la conciencia. El cuerpo como lo sensible, lo mutable y por supuesto lo transformable resulta ser el punto de apoyo de un modo diferente de conocer e interpretar al mundo; a nosotros mismos y a los otros. El cuerpo es un quiebre del pensar.

altered carbon
Netflix

Nietzsche y lo post-humano

El llamado post-humanismo (como si existiera algo después de lo humano y lo humano no fuera en sí mismo cambio) parece ser herededo, sin darse cuenta, de este desprecio del cuerpo. ¿Por qué?

Se espera que la máquina remplace al ser humano, puesto que ésta nos hace working harder, make it better, do it faster, make us stronger. Lo post-humano conlleva la expectativa de remplazar al cuerpo en favor de la tecnología, que ahora parece haber ocupado el privilegio de superioridad del alma. Siguiendo esta lógica, si el cuerpo era el subdito de la conciencia, ahora el cuerpo frente a la máquina nos da vergüenza.

altered carbon
Netflix

Y sí, según este ideal la razón o la conciencia, incluso la memoria es equiparable y sustituible por una base de datos. Esta supuesta tecnología todavía no tiene lugar, pero en los nuevos imaginarios de vida, parece que el cuerpo, otra vez, acaba de perder. We have failed you Nietzsche!

El cuerpo humano es un sistema mucho más perfecto que cualquier sistema de pensamientos o sentimientos, e incluso está muy por encima de cualquier obra de arte. (Poder, libro III, s 653)

Friedrich Nietzsche